ENI del Perú

Peru.jpg
 

La ENI del Perú ha contribuido a incrementar la comprensión sobre los problemas relacionados con la tierra que enfrentan los pueblos indígenas y ha mejorado la presentación de informes y el monitoreo de las instituciones públicas. Además, gracias a una labor de promoción sólida y coordinada, se ha frenado una legislación que habría violado los derechos de los pueblos indígenas, comunidades campesinas y nativas, mujeres rurales y pequeños agricultores. Esto tiene implicaciones importantes para las 6 299 comunidades campesinas y 1 388 comunidades nativas en el Perú, que en total representan 1 137 582 familias.

Este avance ha sido posible gracias a los esfuerzos conjuntos de los miembros locales de la ILC y otros socios que actualizan periódicamente la información recogida en las comunidades para el Sistema de Información sobre Comunidades Campesinas del Perú (SICCAM), que administra el miembro de la ILC, Instituto del Bien común (IBC), en combinación con los esfuerzos de promoción de los miembros de la ENI y otras organizaciones que se dedican a la defensa de las comunidades rurales y los derechos a la tierra y territorios de los pueblos indígenas.

Laureano del Castillo, Director Ejecutivo de CEPES, también miembro de la ILC, elogió los logros de la ENI: "El apoyo de la ENI ha sido crucial para la consecución de los resultados esperados por CEPES. Vivimos en un país con contextos políticos y sociales complejos, y esta acción conjunta nos ha permitido defender mejor los derechos de los campesinos y campesinas y sus organizaciones. Esto no podría haberse logrado de forma aislada".

La ENI está contribuyendo a la participación de la mujer en la gestión comunitaria y la toma de decisiones, al facilitar la colaboración con las comunidades para cambiar los estatutos que excluyen a las mujeres de los derechos de la comunidad a la tierra, y proponiendo cambios en el marco normativo nacional a fin de promover una legislación comunitaria más inclusiva. Esto ha llevado a la reciente formulación del Proyecto de Ley n° 2148/2017-CR, que otorgará a la mujer los mismos derechos que a los hombres sobre las tierras comunitarias.

Otros dos miembros de la ILC, la Asociación Servicios Educativos Rurales (SER) y la Organización Nacional de Mujeres Andinas y Amazónicas del Perú (ONAMIAP), desempeñaron un papel clave en la elaboración y promoción de este proyecto de ley, que la diputada Tania Pariona presentó al Congreso. Ella habló del valor de la ENI en este proceso: "Ha sido esencial para nosotros para fomentar acciones conjuntas con diferentes partes interesadas, con el objetivo de defender y promover los derechos de los pueblos indígenas, en particular los derechos de la mujer. El actuar colectivamente nos ha permitido tener un impacto sobre el gobierno y las leyes, ganar visibilidad y generar debate y propuestas de soluciones a un problema latente que requiere atención".

Gracias al trabajo realizado con las comunidades, hasta la fecha, 30 de los estatutos comunitarios han sido modificadas para reconocer a 632 campesinas Quechua de Ayacucho como comuneras cualificadas en sus comunidades y un total de 303 campesinas Aymara en Puno, de las cuales 20 tienen un lugar en sus respectivos consejos de administración.

Francisca Sicha Navalte, de la comunidad Yanayacu, explicó la importancia de reconocer a las mujeres como comuneras: "[Nuestros esposos] siguen con su trabajo fuera de la comunidad y somos nosotras, las mujeres, quienes tenemos que asumir sus roles en la comunidad. De esta manera, sabemos que si el esposo se ha ido nos representaremos a nosotras mismas y no tendremos que esperar por él para que hable por nosotras a su regreso".

La ENI del Perú está vinculada a los siguientes compromisos de la ILC: 2, 4, 5, 7, 8, 9 y 10.

Logros

La ENI del Perú ha reunido a partes interesadas con miras a influir en:

Agendas

  • En el período previo a las elecciones del Congreso de 2016, la ENI realizó una labor de promoción en cuestiones relativas a los derechos colectivos a la tierra, la concentración de la propiedad de la tierra y la seguridad alimentaria, dirigida a los principales partidos políticos. En respuesta, el ganador final, Peruanos por el Kambio, hizo público su compromiso con los derechos colectivos a la tierra para las comunidades indígenas.

  • La ENI también ha incluido la participación de la mujer en las directivas comunales en la agenda del Congreso para la modificación de la Ley de Comunidades Campesinas. El tema ha sido discutido por la Comisión Agraria, y se ha creado un grupo de trabajo en el que participarán las organizaciones indígenas.

Prácticas

  • La ENI ha ayudado a lograr la creación de la Dirección General de Saneamiento de la Propiedad Agraria y Catastro Rural (DIGESPACR) en el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI), reforzando así el papel de la administración pública en el registro de tierras, que anteriormente había sido completamente marginada dentro del ministerio.

Políticas

  • Gracias a la ENI, el Decreto Ejecutivo DL. 13333, que socavaba los derechos territoriales de los pueblos indígenas en favor de los grandes inversores privados, fue derogado por el Congreso.