ENI de Nepal

Nepal2.jpg
 

Según Jagat Basnet del Community Self Reliance Centre (CSRC) de Nepal, la ENI reunió por primera vez a los seis miembros de la ILC en el país para trabajar juntos y colaborar con el gobierno, así como también contribuyó a un cambio significativo en la situación jurídica y política de los derechos a la tierra. De hecho, la colaboración con el gobierno de Nepal ha sido tan exitosa que ha resultado en la formación de una plataforma formal de múltiples partes interesadas presidida por representantes del gobierno.

La tierra es la principal fuente de sustento para muchos hogares rurales de Nepal; en 2011 la agricultura era la primera fuente de ocupación del 66% de la población. La desigualdad en la distribución de la tierra es el resultado de un sistema de tenencia en el que los que realmente trabajan la tierra (los arrendatarios) carecen de certificados de propiedad. Estos utilizan la tierra sin seguridad de tenencia y están a merced de los terratenientes, muchos de los cuales son propietarios ausentes con otros medios de ingresos y no tienen ningún interés en invertir en proyectos de mejoramiento de tierras. A aquellos que no tienen asegurada la tenencia (formal) o carecen de certificados de tierras se les niega el acceso a los servicios del estado, el crédito, e incluso documentos de ciudadanía.

En los últimos años, Nepal se ha enfrentado a una falta de estabilidad política y cambios de gobierno frecuentes, con un mandato gubernamental promedio máximo de unos pocos meses. Esto ha hecho que resulte sumamente difícil avanzar en cuestiones importantes de derechos a la tierra.

Hasta la fecha, la ENI de Nepal se ha centrado en apoyar los cambios a la Ley de Reforma Agraria de 1964 que permitirían que los arrendatarios que trabajan las tierras agrícolas puedan reclamar a los terratenientes certificados de tierras. Gracias a los esfuerzos de promoción realizados a través de la ENI para respaldar las directrices y reglamentos de la sexta enmienda de la ley, 961 familias ya han recibido los certificados de propiedad de la tierra y 331 familias han evitado el desalojo de sus hogares.

Mientras que la nueva ley solo se aplica a unas 120 000 personas ya certificadas como labradores de la tierra, los miembros de la ILC en Nepal lo consideran como una victoria política y una señal del potencial que encierra la plataforma ENI para construir y mantener la prioridad política en cuestiones de derechos a la tierra.

Garantizar los derechos a la tierra para las mujeres ha sido también un objetivo importante de la ENI, que ha apoyado un movimiento para distribuir certificados de propiedad conjunta de la tierra a fin de asegurar una propiedad compartida entre hombres y mujeres. Esto significa que las mujeres que han obtenido un certificado conjunto ahora pueden optar a solicitar préstamos y tienen acceso a otros beneficios económicos que se niega a los que no son propietarios.

La ENI de Nepal está vinculada a los siguientes compromisos de la ILC: 1, 2, 4, 5, 7, 8, 9 y 10.

Logros

La ENI de Nepal ha reunido a partes interesadas con miras a influir en:

Agendas

  • Gracias a los esfuerzos de promoción de la ENI de Nepal, el gobierno ha decidido adoptar un enfoque de múltiples partes interesadas en las cuestione relacionadas con la tierra que hará avanzar el diálogo con las OSC y actores de tierras mediante el establecimiento formal de una plataforma multi‑actores.

  • Además, el gobierno ha invitado a la ENI a que realice aportaciones a siete proyectos de políticas relativas a la tierra, ayudando a las autoridades a incluir disposiciones para la gobernanza de la tierra centrada en las personas en estas nuevas disposiciones legislativas.

Políticas

  • En respuesta a la labor de promoción de la ENI, el Consejo de Ministros aprobó las directrices y reglamentos de la sexta enmienda de la Ley de Reforma Agraria de 1964 (agosto de 2016) que garantiza los derechos de los labradores al establecer que "ahora los arrendatarios registrados pueden reclamar la mitad de las tierras que cultivan como propias; mientras que los terratenientes conservarán la otra mitad".

  • Los esfuerzos de promoción de la ENI también han ayudado a influir en las políticas para proteger los derechos a la tierra de las víctimas del terremoto de abril de 2015. Desde que se aprobaron las directrices de la reforma agraria, la ENI ha movilizado a campesinos sin tierra, aparceros, arrendatarios y pequeños propietarios afectados por el terremoto, pero rechazó las subvenciones del gobierno, ya que carecían de certificados de tierras. CSRC y otro miembro de la ILC, el National Land Rights Forum (NLRF), trabajaron con las víctimas y las autoridades políticas y, finalmente, la Autoridad de reconstrucción nacional (NRA) aprobó nuevas directrices para el registro de tierras que abarcan a todos los afectados por el terremoto, independientemente de si tienen o no títulos de propiedad. Según informa la ENI de Nepal, en enero de 2017, un total de 12 955 víctimas del terremoto presentaron solicitudes en las oficinas de registro de tierras.