8.transparent information and accountability.png

Compromiso 8

Photo: Michael Benanav

Photo: Michael Benanav

 

Información y rendición de cuentas transparentes

Asegurar la transparencia y la rendición de cuentas, por medio del acceso público sin trabas y oportuno a toda la información que pueda contribuir al debate público y la toma de decisiones informados sobre temas relativos a la tierra en todas las etapas, y a través de la descentralización al nivel efectivo más bajo, para facilitar la participación, la rendición de cuentas y la identificación de soluciones apropiadas localmente.

Para que el Compromiso 8 se pueda realizar, la ILC ha apoyado las iniciativas de los miembros centradas en la transparencia, la accesibilidad a la información y datos, y la lucha contra la corrupción. Es muy importante tratar dichas cuestiones transversales para que los miembros puedan defender los derechos a la tierra basándose en pruebas concretas, así también se contribuye a garantizar la efectividad del trabajo en todos los aspectos de la gobernanza de la tierra.

Transparencia

Permitir a las comunidades y/o gobiernos afectados que exijan responsabilidades a los propietarios por las violaciones a los derechos humanos o ambientales es el foco principal de la iniciativa CBI para la Rendición de Cuentas y Transparencia sobre la Propiedad de la Tierra. La iniciativa está liderada por Transparencia Internacional (TI), y la International Alliance on Land Tenure and Administration (IALTA), junto con Global Witness, Welthungerhilfe, y Trócaire.

Desde que empezaron por Escocia y Sierra Leona, estos socios han desarrollado un marco de investigación para evaluar la normativa del país en cuanto a la propiedad efectiva del patrimonio a gran escala. En Sierra Leona, una evaluación para el país constituyó la base de las recomendaciones con el fin de reformar la legislación sobre la tierra y las prácticas de gobernanza con respecto a la revelación pública de los intereses de la propiedad efectiva.


land matrix logo vertical.png

Datos

La Iniciativa Land Matrix (LMI) continúa siendo una referencia principal a nivel mundial para la información, conocimientos y datos sobre la adquisición de tierras a gran escala. Se citó más de 100 veces en documentos científicos, artículos e informes CSO solo en 2017, y fue utilizada por inversores, gobiernos, y agencias donantes con un objetivo de monitoreo. El análisis de datos más reciente presenta los perfiles de países para Zambia, Senegal, Tanzania, Sierra Leona, Liberia, Argentina, Rumanía, y Madagascar, fue desarrollado por los centros de coordinación a nivel regional de la LMI para informar en los debates nacionales. La principal innovación a lo largo del trienio ha sido el establecimiento de Observatorios Nacionales de Tierra. Estos mejoran la calidad de los datos, consiguen captar mejor el desarrollo y las especificidades nacionales, y pueden utilizarse de manera más directa para ejercer influencia sobre la política. Los programas de prueba han comenzado en Senegal, Uganda, Camerún, Argentina y Filipinas; todos ellos están vinculados a las ENI en esos países. Los observatorios proporcionan una base sólida para que las plataformas de múltiples partes interesadas participen en la toma de decisiones relacionada con las inversiones en tierras.


Recursos


Screen Shot 2018-09-22 at 13.22.28.png

Datos para el Empoderamiento de los Usuarios de la Tierra Colectiva: LandMark

LandMark es la primera plataforma mundial online e interactiva que ofrece mapas con una información precisa sobre los territorios y las tierras que se usan de manera colectiva y que son propiedad de los Pueblos Indígenas y las comunidades locales. Se lanzó en el 2016 (junto con la campaña Land Rights Now) como apoyo a la campaña Global Call to Action, para duplicar la cantidad de tierra que se reconoce como tierra que dichas comunidades controlan o poseen. LandMark es una alianza extensa que incluye los siguientes miembros de la ILC: WRI (World Resources Institute), FES (Foundation for Ecological Security), IBC (Instituto del Bien Común), y PAFID (Philippine Association for Intercultural Development).

LandMark desempeña un doble papel como:

  1. herramienta para empoderar a los Pueblos Indígenas y a las comunidades para garantizar sus derechos territoriales;

  2. instrumento de aplicabilidad para los defensores de los derechos a la tierra, mediante el suministro de información que puede ser utilizada para ejercer presión sobre las reformas o para disuadir las acciones de los gobiernos o inversores que menoscaben las reclamaciones legítimas de tierras.

Actualmente LandMark recibe información de más de 70 instituciones y organizaciones del mundo y cuenta con 1,15 millones de áreas indígenas y comunitarias mapeadas, lo que corresponde al 11,3% de las tierras del mundo.  Pero aún existe una gran brecha de información que cubrir.

Recursos


Es un trabajo que requiere del apoyo de todas las organizaciones interesadas y preocupadas en el tema. Si eres una organización que utiliza mapas, contáctanos, comparte tu información. Si eres una organización que defiende los derechos indígenas, pero no trabajas con mapas, averigua quién mapea e infórmanos.
— Richard Smith, IBC

Monitoreo de la Tierra liderado por Personas: El Dashboard de la ILC

El Dashboard de la ILC se desarrolló a partir de una serie de consultas con los miembros de la ILC, que comenzaron en 2016,  sobre cómo monitorear el progreso hacia la gobernanza de la tierra centrada en las personas según los 10 Compromisos de la ILC.

El Dashboard actualmente consiste en un conjunto de más de 30 indicadores a partir de iniciativas que están en marcha para defender los derechos a la tierra; los indicadores se desarrollaron en una estrecha colaboración con los miembros de la ILC y socios externos, junto con metodologías para ponerlos en práctica. Durante el 2018, los miembros de la ILC, en colaboración con Institutos Nacionales de Estadística, lo están poniendo a prueba en Colombia, Senegal, y Nepal. El Dashboard ofrece a los miembros –y a otras organizaciones– mayores posibilidades para utilizar los datos de una manera más efectiva en sus esfuerzos para conseguir la gobernanza de la tierra centrada en las personas. Facilita la vinculación de datos comparables en los países y con los ODS, VGGT, así como el Marco Político de la Tierra en África y las directrices que monitorean los procesos. También refuerza el reconocimiento y la aceptación de los datos generados por los ciudadanos.

El movimiento para desarrollar el Dashboard de la ILC llegó en un momento de mayor visibilidad de las cuestiones sobre los derechos a la tierra; además los indicadores de derechos a la tierra se estaban incluyendo  en los ODS 1, 2 y 5, y también estaban siendo reconocidos en las VGGT así como en la Iniciativa Global Land Indicators Initiative (GLII). A pesar de que estas medidas fueron bienvenidas, y de que existía una señal prometedora de progreso, los miembros de la ILC se dieron cuenta de que se necesitaba un tipo diferente de monitoreo, incluyendo indicadores de impacto. Dichos indicadores no estaban incluidos en otras iniciativas globales, y son el tipo de indicador más difícil de monitorear ya que los investigadores deben ir al terreno y en algunos casos recoger datos sobre los hogares.

Mientras que los indicadores jurídicos miden la existencia de leyes y los indicadores de implementación analizan en qué medida se han puesto en práctica dichas leyes, los indicadores de impacto pretenden medir cómo este progreso cambia realmente la vida de las personas. “Lo que hace que el Dashboard de la ILC sea más rico y más comprensivo que otras iniciativas es esta visión más amplia de los indicadores”, dijo Ward Anseeuw, un consultor técnico sénior trasladado del centro de investigación CIRAD a la ILC. “Si nos centramos únicamente en la tierra, tenemos la libertad de adoptar una visión más detallada y con indicadores más útiles y específicos que pueden cubrir mejor la complejidad de las cuestiones sobre derechos a la tierra”.

Cabe destacar la variedad de las diferentes fuentes que el Dashboard ha tenido en cuenta. Mientras que los indicadores de otras iniciativas se basan en datos oficiales y del gobierno–con los prejuicios que estos podrían conllevar– el Dashboard promueve un “ecosistema de datos”, que incluye información del gobierno pero también tiene en cuenta otras fuentes de gran variedad, incluyendo instituciones de investigación y sociedad civil. Da visibilidad a la recopilación de datos liderada por las personas, permitiendo que las voces que de otra manera habrían sido ignoradas puedan ser escuchadas a escala mundial, y presentando nuevas perspectivas que otros métodos de monitoreo pasan por alto.

Antes de que el Dashboard de la ILC se despliegue por todos los países, se están realizando pruebas en países piloto de las metodologías para la recopilación y evaluación de datos procedentes tanto de fuentes tradicionales como no tradicionales. Este plan de despliegue también verá a las diversas ENI adoptar el Dashboard como una sustitución de los informes de evaluación para su país, y así fortalecer su papel como instrumento central para los miembros de la ILC.

El trabajo en el Dashboard sigue generando nuevos resultados. Ha desarrollado unos conocimientos técnicos abogando por los indicadores de la tierra ODS para que se clasifiquen como nivel II, a la vez que asegura que sean innovadores mediante la integración de percepciones de seguridad sobre tenencia para todos los sistemas de tenencia, y desglosando los resultados por género y edad. También ha reforzado la gobernanza monitorizando los esfuerzos a nivel local, nacional, y mundial mediante el aumento de su visibilidad y su capacidad de desarrollo, y la alineación con marcos globales existentes, especialmente las VGGT. Además, crea una base y promueve el desarrollo de un ecosistema de indicadores y diferentes fuentes de datos sobre la gobernanza de la tierra. Permitiendo que los datos generados por los ciudadanos contribuyan al Dashboard y otras iniciativas de monitoreo de la ILC, la Coalición contribuye a la democratización de la tierra monitoreando por, con y para las personas, arrojando luz sobre los sistemas de tenencia de la tierra, las cuestiones sobre la gobernanza de la tierra e involucrando a las poblaciones marginadas por políticas de tierra tecnocráticas y tradicionales y marcos de monitoreo.             

Recursos