4.equal land rights for women.png

Compromiso 4

Photo: IFAD

Photo: IFAD

 

Igualdad en los Derechos a la Tierra para las Mujeres

Asegurar la justicia de género en relación con la tierra, tomando todas las medidas necesarias para lograr la igualdad tanto de jure como de facto, fortaleciendo la capacidad de las mujeres para defender sus derechos a la tierra y participar en pie de igualdad en la toma de decisiones, y asegurando que el control sobre la tierra y los beneficios derivados de ello sean equitativos entre mujeres y hombres, incluyendo el derecho a heredar y legar derechos de tenencia.

El compromiso de promover la igualdad en los derechos a la tierra para las mujeres es central en el trabajo de ILC. Asegurar la justicia de género en los derechos a la tierra es una preocupación transversal en todos los demás compromisos. ILC anima a los miembros a conectarse y trabajar conjuntamente con organizaciones de derechos de las mujeres, para asegurar que los derechos a la tierra son parte de la igualdad en derechos humanos para las mujeres.

ILC ha apoyado esfuerzos de incidencia de miembros con tratados de agencias de derechos humanos, particularmente relacionados con la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW, por sus siglas en inglés) y el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (CESCR, por sus siglas en inglés), con el objetivo de presionar a los gobiernos para que cumplan sus compromisos internacionales. Los miembros se han movilizado en plataformas ENI para informar, específicamente, sobre la situación de los derechos a la tierra de las mujeres, liderados por ALRD en Bangladesh (2016 y 2018), Fundapaz en Argentina (2016 y 2018) con el apoyo de PWESCR, otro miembro de ILC, CONGCOOP en Guatemala (2017), y CINEP en Colombia (2017), mientras que AIPP informó sobre los derechos de las mujeres indígenas en Tailandia (2017). Este trabajo ha sido muy influyente y los comités de las convenciones han realizado  recomendaciones a gobiernos basándose en informes alternativos de miembros de ILC. Simultáneamente, la presentación de información alternativa conjunta ha aumentado el interés y ha reforzado la cooperación, entre los miembros de las plataformas ENI, en torno a los derechos a la tierra para las mujeres.

Las Iniciativas basadas en Compromisos (IBC), concentradas en el Compromiso 4, cubren variedad de enfoques y buenas prácticas con la meta de lograr la igualdad en los derechos a la tierra para las mujeres. La Iniciativa Kilimanjaro, lanzada en África Central y Occidental en colaboración con ActionAid, es un ejemplo de notable éxito de cómo actores de tierras influyen en las agendas de principales tomadores de decisiones. Mujer Rural y Derecho a la Tierra, en la región ALC, ha logrado conectar y movilizar a relevantes actores y, actualmente, se concentra en influir en tomadores de decisiones. En Asia, Asegurando la Justicia de Género: Enriqueciendo el Movimiento de Derechos a la Tierra, está uniendo la labor hasta ahora aislada de organizaciones nacionales, para formar una red regional con sus propios objetivos y prácticas.

Las IBC en estas tres regiones forman un componente importante del compromiso de ILC para promover la igualdad en los derechos a la tierra para las mujeres, junto con la formación del Grupo de Trabajo de ILC sobre Derechos a la Tierra de las Mujeres y Justicia de Género, el cual ha estado definiendo una agenda basada en derechos equitativos a la tierra para la red de la Coalición.

En 2016, ILC publicó los resultados de un proyecto a largo plazo sobre las leyes hereditarias islámicas y su impacto en la mujer rural. Este es un primer paso a resaltar en el apoyo al trabajo de miembros sobre el Compromiso 4, incluyendo en colaboración con GLTN, en áreas de aplicación de la ley islámica. ILC pudo también facilitar una colaboración, liderada por PROPAC y Oxfam, que consiguió financiamiento de la Comisión Europea para una iniciativa de apoyo a los derechos a la tierra de las mujeres en África.

Adicionalmente, ILC lanzó las Herramientas sobre los Derechos a la Tierra de las Mujeres, basadas en la revisión de herramientas y enfoques creadas o adoptadas por miembros para promocionar, proteger y fortalecer los derechos de las mujeres. Estas herramientas tiene como objetivo animar el aprendizaje mutuo, beneficio principal de ser parte de una red como ILC, sobre cinco herramientas que se han usado con éxito por miembros de la Coalición. Una de las principales características de estas herramientas es su adaptabilidad a distintos contextos y áreas de trabajo. Su presentación es fácil y accesible, con ejemplos concretos sobre cómo han sido utilizadas y con enlaces para el acceso de miembros a más información para replicarlas.

Recursos


20161015_141832.jpg

La Iniciativa Kilimanjaro

La Iniciativa Kilimanjaro se lanzó en 2012, en colaboración con ActionAid, para llamar la atención sobre la precaria naturaleza de los derechos a la tierra de las mujeres en África, además de para ofrecer a las mujeres en el continente una plataforma común donde hacer oír sus voces. La meta de esta iniciativa de la sociedad civil es influir en las políticas de tierras en los niveles global, regional y nacional en favor de las mujeres rurales y desarrollar una carta africana de los derechos a la tierra de las mujeres.

En octubre de 2016, con apoyo financiero de ILC, cerca de 500 mujeres de 22 países africanos participaron en la Iniciativa Kilimanjaro, la cual culminó con 29 mujeres escalando el Monte Kilimanjaro. Augustina Takah, una representante de Camerún, alcanzó la cima de la montaña.

Nuestra tierra, nuestras vidas, mujeres movilicémonos!
— Canto de protesta de la caminata Women2Kilimanjaro

Después, las participantes presentaron una Carta de Demandas a representantes de la Unión Africana, el Banco Africano de Desarrollo y otras organizaciones y agencias gubernamentales. La iniciativa fue apoyada, entre otras, por ILC, ActionAid, Oxfam, WILDAF, PLAAS y TGNP Mtandao. En enero de 2017, la Carta fue presentada por el Presidente de la Comisión de la Unión Africana (AUC, por sus siglas en inglés) en la cumbre de AU, donde fue aprobada por los Jefes de Estado de la AU.

Kafui Kuwonu, mujer miembro del Consorcio de Apoyo de la Iniciativa Kilimanjaro y Oficial de Programa de WiLDAF-AO, opinó, sin embargo: “A pesar de la aprobación de la Carta de Demandas por la AU, la lucha por los derechos a la tierra para las mujeres no ha hecho más que empezar. La próxima fase de la iniciativa tiene que ver con presionar a los gobiernos para que cumplan sus promesas, trabajando junto a 30 organizaciones de derechos de mujeres en los siete países participantes.”

Vanessa Adoko-Hounzoukin, Ayudante de Programa y Comunicaciones en WiLDAF-AO, dijo: “Sin el apoyo económico de ILC, los resultados que se han conseguido hasta la fecha hubieran sido imposibles. La asistencia técnica de ILC, por medio de la oficina de África, también ha desempeñado un papel decisivo. Con este apoyo hemos podido realmente entusiasmar en torno a la Iniciativa Kilimanjaro en África Central y Occidental.”

En 2018 se crearon tres módulos de incidencia, que incluían una herramienta de incidencia y un “cuadro de imagen” que sirve como portal de noticias. Adicionalmente, se están organizando talleres de desarrollo de capacidades para formar a las mujeres rurales en incidencia dirigida a la adopción de la Carta en Benín, Togo, Senegal, Camerún, RDC y Burkina Faso.

Sin embargo, queda mucho trabajo por hacer: “En los próximos cinco años, estaremos presionando para conseguir un mayor espacio y que las mujeres puedan involucrarse en procesos de toma de decisiones sobre tierras,” explica Catherine Gatundu, mujer miembro del Consorcio de Apoyo de la Iniciativa Kilimanjaro y Asesora de Políticas de Action Aid Internacional.

A nivel global, las mujeres son propietarias de menos del 20% de las tierras del mundo. En los 10 países documentados en África, sólo un promedio del 12% de las mujeres son propietarias de tierras a nivel individual, en comparación con el 31% de los hombres. Además, las mujeres siguen enfrentando desafíos en el acceso a la tierra, incluyendo la violencia de género. Asegurar los derechos a la tierra puede catapultar a las mujeres hacia el éxito económico, una mayor autoridad para negociar, e independencia económica, lo que potencialmente puede reducir los riesgos de VG. La Iniciativa Kilimanjaro cree que la toma de decisiones inclusiva y el empoderamiento de las mujeres pueden reducir estas brechas.



Recursos


Con ILC hemos podido posicionar en la agenda los problemas de las mujeres rurales en nuestro país, especialmente la situación de discriminación de las mujeres indígenas en la toma de decisiones sobre acceso y uso de la tierra y los territorios. Este trabajo nos ha permitido canalizar otros recursos para profundizar la labor con mujeres indígenas.
— Miembro de ILC, Encuesta Keystone